el arte de hacer miel TEXTURA La miel en su estado natural es un alimento vivo cuyas propiedades solo se
Pueden mantener de forma artisanal. Uno de los atributos que pierden las
Mieles industriales en su textura, como consecuencia de los procesos de
pasturización, extracción y microfiltrado. Nuestras mieles cudras mantienen
Todas sus propiedades naturales intactas, lo que les confiere cuerpo y una
textura densa, con presencia prolongada en el paladar.
RIQUEZA NATURAL
New Layer
SINGULARIDAD COMO MARCA DE CALIDAD
New Layer Una de las reacciones más frecuentes de quienes prueban nuestra miel es la sorpresa ante la sensación de que se encuentran ante una miel distinta; con carácter propio. Esto es posible gracias a que en Ar Melit se controlan todas las fases del proceso: desde la cría de las abejas y la selección de los apiarios hasta el envasado de las distintas variedades de miel. El resultado final no es sólo una miel excelente y de alta calidad, sino irrepetible y única: singular.
TRABAJO ARTESANO
Los enclaves naturales de nuestros apiarios y el buen hacer de las abejas garantizan una miel excepcional, pero ahí no acaba el proceso. La extracción, maduración y envasado de la miel mediante trabajos artesanales y manuales nos permite mantener todas las propiedades que la miel posee en el interior de la colmena. Para ello no sólo realizamos una extracción de la miel en frío, sino que evitamos pasteurizarla y microfiltrarla, lo que nos permite garantizar que todas sus propiedades se mantengan intactas.
COLORES
New Layer Los pigmentos de origen vegetal, presentes en el néctar que liban las abejeas, junto
con los minerales del suelo, otorgan el color característico de cada miel. La variedad y los matices son tan amplios que oscilan desde las mieles casi transparentes –como la de tilo– hasta las mieles negras de encina o brezo, pasando por una gama infinita de tonos y colores ocres (eucalipto), rojizos pardos (castaño) o ámbar (lavanda), entre muchos otros.
AR MELIT MIEL
«Nada se parece tanto a un alma como una abeja. Va de flor en flor como un alma de estrella en estrella, y trae la miel como el alma trae la luz». Victor Hugo
el arte de hacer miel
Los antiguos griegos creían que la miel era un néctar de los dioses que procedía de los astros celestes de la noche, cuerpos divinos, esféricos y perfectos que, tras la aurora, dejaban su huella sobre flores y hojas en forma de gotas de rocío, de donde las abejas libaban para obtener su preciada miel. Hoy sabemos que el origen de la miel no es divino, sino natural, pero disfrutarla continúa siendo un placer de dioses.
NATURALEZA EN ESTADO PURO Un manjar de dioses desde tiempos inmemoriales
UNA HISTORIA EN BUSCA DE SENSACIONES Ilusión y paciencia: nuestras señas de calidad El tiempo acelerado, el exceso de información o la comida precocinada, son algunos de los atributos más característicos de la vida actual. Frente a este modelo nace Ar Melit, un proyecto que pone en alza el valor de los sentidos, a través de los aromas, colores y texturas de nuestras mieles: naturales, sin aditivos y extraídas con la ilusión y la paciencia que exigen todo proceso de elaboración artesano. PAISAJES EN EL PALADAR Un mundo de belleza escondido PARQUE NATURAL
DE LOS ARRIBES DEL DUERO
PARQUE NACIONAL
DE MONFRAGÜE
SIERRA DE FRANCIA
TIERRA DE LEDESMA
La composición de la tierra, unida a la altitud y la orografía del terreno, hace que cada lugar posea una variedad floral única. Nuestros apiarios están ubicados en zonas de tierra ácida, formadas en su mayoría por granito y pizarra. Esta composición favorece la aparición de floraciones muy valoradas por los amantes de la miel: lavanda, romero, encina, espliego, jara, roble, castaño… son algunos de los protagonistas de nuestras mieles.
Denominado por lo romanos como monte denso (mons fragorum) –de donde procede su nombre actual–, el parque nacional de Monfragüe posee una amplia variedad de flora y fauna salvaje. Sus inmensos jarales, combinados con abundantes cantuesos, constituyen un lugar ideal donde iniciar la temporada. Mientras que la jara produce un polen de alta calidad –ideal para el desarrollo de las colmenas–, la Lavandula stoechas es una fuente abundante de néctar, con el que las abejas elaboran una miel de color ámbar y muy aromática, conocida como miel de cantueso. PARQUE NACIONAL DE MONFRAGÚE La miel en su estado natural es un alimento vivo cuyas propiedades sólo se pueden mantener de forma artesanal. Uno de los atributos que pierden las mieles industriales es su textura, como consecuencia de los procesos de pasteurización, extracción y microfiltrado. Nuestras mieles crudas mantiene todas sus propiedades naturales intactas, lo que les confiere cuerpo y una textura densa con presencia prolongada en el paladar. TEXTURAS «Nuestro ideal no llega a las estrellas, es sereno, sencillo; quisiéramos hacer miel como abejas, o tener dulce voz o fuerte grito, o fácil caminar sobre las hierbas…» FILOSOFÍA Federico García Lorca La miel, el polen o los propóleos no recogen la belleza del entorno natural del que proceden, pero guardan en su interior toda la riqueza y diversidad del lugar: las propiedades de sus hojas, sus flores y resinas, elementos naturales con los que las abejas elaboran su miel. RIQUEZA NATURAL
Los enclaves naturales de nuestros apiarios y el buen hacer de las abejas garantizan una miel excepcional, pero ahí no acaba el proceso. La extracción, maduración y envasado de la miel mediante trabajos artesanales y manuales nos permite mantener todas las propiedades que la miel posee en el interior de la colmena. Para ello no sólo realizamos una extracción de la miel en frío, sino que evitamos pasteurizarla y microfiltrarla, lo que nos permite garantizar que todas sus propiedades se mantengan intactas. TRABAJO ARTESANAL
Una de las reacciones más frecuentes de quienes prueban nuestra miel es la sorpresa ante la sensación de que se encuentran ante una miel distinta; con carácter propio. Esto es posible gracias a que en Ar Melit se controlan todas las fases del proceso: desde la cría de las abejas y la selección de los apiarios hasta el envasado de las distintas variedades de miel. El resultado final no es sólo una miel excelente y de alta calidad, sino irrepetible y única: singular. SINGULARIDAD COMO MARCA DE CALIDAD
En Tierra de Ledesma, salpicada de grandes encinares, se asientan nuestros apiarios a finales de verano, cuando el campo se agosta y la encina se “mela”, y sus hojas y bellotas se cargan de melaza, rica en taninos, con la que las abejas elaboran esta miel, casi negra, muy valorada por los amantes de las mieles de sabores fuertes. TIERRA DE LEDESMA Declarado reserva de la biosfera por la UNESCO, este parque natural, con una amplia variedad de ecosistemas, se caracteriza especialmente por sus frondosos bosques de robles y castaños, con los que nuestras abejas elaboran la miel de bosque, rica en minerales, de color oscuro y sabor fuerte e intenso en el paladar. SIERRA DE FRANCIA
Los pigmentos de origen vegetal, presentes en el néctar que liban las abejeas, junto con los minerales del suelo, otorgan el color característico de cada miel. La variedad y los matices son tan amplios que oscilan desde las mieles casi transparentes –como la de tilo– hasta las mieles negras de encina o brezo, pasando por una gama infinita de tonos y colores ocres (eucalipto), rojizos pardos (castaño) o ámbar (lavanda), entre muchos otros.
COLORES
La miel en su estado natural es un alimento vivo cuyas propiedades sólo se pueden mantener de forma artesanal. Uno de los atributos que pierden las mieles industriales es su textura, como consecuencia de los procesos de pasteurización, extracción y microfiltrado. Nuestras mieles crudas mantiene todas sus propiedades naturales intactas, lo que les confiere cuerpo y una textura densa con presencia prolongada en el paladar. TEXTURAS
Un mundo de sabores se abre a nuestro paladar: desde los más dulces –como la miel de limonero– hasta los más amargos –como la de encina o brezo– se combinan con una amplia gama de tonos ácidos –característicos, por ejemplo, en la miel de tomillo o lavanda–, y matices únicos, como el singular contrapunto salado de la miel de castaño. Estos son algunos de los sabores más abundantes en las mieles peninsulares, pero la variedad y combinación específica de cada miel es lo que la hace irrepetible.

SABORES
SELECCIÓN El esmerado cuidado de las colmenas y el proceso artesanal en la extracción, maduración y envasado de nuestra miel, son elementos imprescindibles para desarrollar una miel de alta calidad. Pero en Ar Melit hemos querido dar un paso más, al presentar nuestras mieles en edición limitada, indicando su procedencia exacta y todas sus propiedades: su composición polínica, así como las particularidades meteorológicas y florales de cada año, sin duda, presentes en cada ENCINA CANTUESO BOSQUE PLIFLORAL
Las variedades de altitud de este enclave natural único, hace que su riqueza floral sea especialmente variada. Las jaras, romeros, piornos y tomillos se unen a la floración de almendros, naranjos y limoneros para dar lugar a mieles, suaves y claras, de gran riqueza polínica. PARQUE NATURAL DE LOS ARRIBES DEL DUERO CONTACTO
3776 Las Torres (Arapiles)
Salamanca - España
Mapa de Localización T. + 34 644 52 97 87 armelit@armelit.es
Slide UNA HISTORIA EN BUSCA DE SENSACIONES Ilusión y paciencia: nuestras señas de calidad El tiempo acelerado, el exceso de información o la comida precocinada, son algunos de los atributos más característicos de la vida actual. Frente a este modelo nace Ar Melit, un proyecto que pone en alza el valor de los sentidos, a través de los aromas, colores y texturas de nuestras mieles: naturales, sin aditivos y extraídas con la ilusión y la paciencia que exigen todo proceso de elaboración artesano. CERA Uno de los aspectos clave para el éxito de una colmena es que la cera sea nueva y esté limpia. Los núcleos de Ar Melit poseen el 60% de la cera recién estirada, lo que garantiza unos buenos niveles de salud en el nuevo enjambre.
TRATAMIENTO SANITARIOS Todas nuestras colmenas reciben únicamente en septiembre un tratamiento de acaricida sintético al año –lo exigido por la normativa española–, lo que garantiza una cera más limpia y, por tanto, una colmena más sana. Para controlar posibles infestaciones de Varroa se utilizan distintos sistemas de tratamiento ecológico, que no deja residuo alguno en la cera. Todas nuestras colmenas son controladas periódicamente con suelos sanitarios e indicadores específicos de Varroa, tanto en su estado forético como en el interior de las celdillas, con cría operculada. «Nuestro ideal no llega a las estrellas, es sereno, sencillo; quisiéramos hacer miel como abejas, o tener dulce voz o fuerte grito, o fácil caminar sobre las hierbas…» FILOSOFÍA Federico García Lorca Todo empieza a pie de piquera, en ese lugar donde naturaleza y cultura se encuentran para alumbrar el arte de cuidar y criar abejas: la apicultura. ENJAMBRES Un arte de esmero y cuidado Slide
Enjambres Presentación Contacto
Apiarios
Historia
Riqueza Natural
Trabajo artesanal Singularidad como marca de calidad Contacto Parque Nacional de Monfragúe
Parque Natural de las Arribes del Duero
Parque Natural de las Batuecas
Tierra de Ledesma Colores
Texturas Sabores Selección Selección Genética Cera
Tratamiento Sanitario Reservas
Filosofía Miel PRESENTACIÓN Historia Apiarios Contacto ENAJAMBRES Riqueza Natural Trabajo Artesanal Singularidad como marca Colores Texturas Sabores FILOSOFÍA Selección MIEL Selección Genética Cera Tratamiento Sanitario Reservas menu Cera